ENSALADA.jpg

¿Qué nos proporcionan las bacterias beneficiosas de un probiótico en los alimentos?

Las bacterias lácticas y las bacterias bífidas producen la fermentación de los alimentos de origen vegetal en el tracto gastrointestinal de la persona, y las sustancias de fermentación fortalecen la resistencia del organismo a las enfermedades, mejoran la recuperación y brindan un excelente bienestar, debido a sus múltiples beneficios.

¿Cuáles son los beneficios de consumir ZOE?

  • Eliminan las toxinas, regulan la digestión y ayudan a solucionar los problemas digestivos, limpian el intestino y lo protegen de las infecciones, conservan sana la mucosa intestinal.

  • Proporcionan al organismo todos los nutrientes necesarios, saturan la sangre con aminoácidos, buenos ácidos grasos y vitaminas.

  • Mejoran la absorción de calcio, magnesio y otros minerales.

  • Afectan al metabolismo: normalizan el peso y el nivel de azúcar en la sangre.

  • Ayudan a recuperarse de la RGE (reflujo gastroesofásico).

  • Estimulan la peristáltica intestinal, eficaces en casos de estreñimiento.

  • Reduce el riesgo de sufrir demencia en la vejez.​​

  • Proporciona un buen estado emocional.

¿Qué son los alimentos probióticos?

Son unos alimentos de origen vegetal (sopas, gachas, crepes, ensaladas, bebidas) a los que se añadió el concentrado de bacterias beneficiosas vivas ZOE. Debido a sus propiedades únicas, ZOE convierte en una comida probiótica completa incluso la comida vegetal preparada de las más baratas materias primas.

¿Por qué es recomendable añadir ZOE a los alimentos vegetales?

Las bacterias beneficiosas necesitan los alimentos vegetales para alimentarse y reproducirse. Esas bacterias no digieren (no fermentan) los productos de origen animal, como carne o pescado, requesón, queso, huevos...etc. Estos productos se descomponen en el intestino, afectados por hongos intestinales (levadura y mohos). La comida en estado de descomposición es el principio de las enfermedades.

¿Dónde guargar ZOE?

En el frigorífico u otro lugar fresco. Es mejor que no esté cerrado herméticamente. Consumir antes de la fecha de caducidad indicada en el frasco.